Ultrasonidos


Nuestro cerebro está a oscuras, sólo recibe la información que le llega a través de los sentidos, que no siempre es correcta.

Los sentidos no nos informan de todo lo que existe, sino solo de aquello que podemos percibir. El espectro de percepción humano es limitado. Algunos animales oyen sonidos o ven colores que nosotros no podemos percibir.

El oído humano no puede percibir los sonidos muy agudos o "ultrasonidos" (frecuencia por encima de 20.000 Hz) ni los muy graves o "infrasonidos".

A finales del siglo XIX, se descubrió que había unos sonidos muy agudos que no podían ser percibidos por el oído humano. Estos ultrasonidos, rápidamente fueron utilizados. Se fabricaron silbatos que solo pueden oír los perros.

Siempre llamó la atención el hecho de que los murciélagos ( y delfines) pudieran percibir los obstáculos en la oscuridad. Los utilizan de forma parecida al radar en su orientación. A este fenómeno se lo conoce como ecolocalización.

Estos animales emiten ultrasonidos que rebotan como el eco en los objetos y vuelven a ellos. Esto les permite crear una imagen y calcular a qué distancia están los objetos. Así funciona también el sonar en la navegación. Sonidos para ver.

Los ultrasonidos, son utilizados tanto en aplicaciones industriales (medición de distancias, caracterización interna de materiales, ensayos no destructivos y otros),

A mediados del siglo XX, la tecnica del Sonar se aplicó a la medicina. Se diseñaron unos aparatos de sonar más pequeños que reciben el nombre de "aparatos de ecografía" con resultados asombrosos. Se pudieron ver los vasos sanguíneos, detectar tumores, piedras en el riñón, en la vesícula, controlar el desarrollo del feto, etc ...

Ahora se utilizan para profusamente para obtener imágenes del interior del cuerpo, tanto para el diagnóstico de enfermedades como en el seguimiento del embarazo. Técnicas muy avanzadas, como la ecografía de efecto Doppler o la ecotomografía, que proporcionan imágenes de muy alta resolución y cuyo tratamiento informático, procesamiento de los datos mediante ordenadores, permite la obtención de imágenes tridimensionales, o en color, o imágenes similares a fotografías del feto. Esto hace posible comprobar la salud del feto permite a los padres ver a su hijo antes de que nazca.

ENLACES:
- Índice de CIENCIA

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share
Related Posts with Thumbnails