Marc Chagall

Marc Chagall (1987-1985)

Pintor y diseñador francés de origen ruso, conocido por su inventiva surrealista. Se le reconoce como uno de los pintores y artistas gráficos más relevantes del siglo XX. Su trabajo está impregnado de un humor y una fantasía que encuentran su resonancia en el subconsciente. Las personales y singulares imágenes de Chagall están a menudo imbuidas de una exquisita inspiración poética.

Chagall nació en el seno de una familia judía el 7 de julio de 1887, en la ciudad rusa de Vitebsk (actualmente en Bielorrusia), y recibió instrucción artística en San Petersburgo y, desde 1910, en París, donde permaneció hasta 1914. Entre 1915 y 1917 vivió en San Petersburgo, después de la Revolución Rusa, fue director de la Academia de Arte de Vitebsk de 1918 a 1919 y director del Teatro Judío Estatal de Moscú de 1919 a 1922. Chagall pintó varios murales y llevó a cabo los decorados de numerosas producciones teatrales. En 1923 se trasladó a Francia, dónde pasó el resto de su vida, exceptuando un periodo, de 1941 a 1948, en el que vivió en Estados Unidos.
El uso singular del color y la forma en Chagall deriva en parte del expresionismo ruso y recibió una influencia decisiva del cubismo francés. Muestra de su estilo inicial es el cuadro Velas en la oscuridad (1908, colección del artista), del que hizo sutiles variaciones. Sus obras evocan de modo característico escenas de la vida de la comunidad judía en las pequeñas aldeas rusas, como en Yo y la aldea (1911, Museo de Arte Moderno de Nueva York) o La casa gris (1917, Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid), y episodios de su propia vida como la serie Mi vida (1922), todo ello unido al tratamiento de personajes judíos de los que es buena muestra El judío orando (1914, Instituto de Arte de Chicago).

Su obra es una combinación de evocaciones, fantasía y folclore. Los temas bíblicos del Antiguo Testamento son el motivo central de las series de aguafuertes ejecutados entre 1925 y 1939, y de las 12 vidrieras para la sinagoga del Hospital Universitario. Hadassah, cerca de Jerusalén (1962). En 1973 se inauguró el Museo Marc Chagall de Niza, en la Riviera Francesa, para dar cabida a cientos de sus obras bíblicas.
Ilustró la Odisea de Homero, (colección itinerante que se inauguró el pasado 9 de junio en le Museo de Arte de el Salvador) escrita nueve siglos antes de Cristo. Chagall también ilustró obras literarias como Las almas muertas de Gogol y Las fábulas de Lafontaine. Terminó las pinturas que decoran uno de los techos de la Ópera de París en 1964 y en 1965 los dos grandes murales que cuelgan en el vestíbulo del Metropolitan Opera House de Nueva York. Murió el 28 de marzo de 1985 en Saint Paul de Vence, en el sur de Francia.

ENLACES:

- Ver el Índice PINTURA

- Todas la entradas con la etiqueta pintura

8 comentarios:

maria dijo...

Bellas pinturas y colores singulares de ese pintor, gracias por compartirlas, no las conocía ni tampoco al pintor.

Un beso.

7 de julio de 2008 17:39

carlos alberto arellano dijo...

María José:

¡Qué hermosas pinturas las que has puesto en tu blog!

Te cuento que, a fines de los años ochenta, traté de convencer a varios compañeros de trabajo, con palabras llenas de alegría y entusiasmo, para que me acompañaran a ver la muestra de pinturas de Marc Chagall que se presentaba en el Museo de Bellas Artes de Buenos Aires. Logré convencer a uno. Así que, terminada la jornada laboral, nos fuimos al museo en colectivo. El día estaba algo nublado. Pero la temperatura era agradable. Recuerdo que las pinturas del maestro estaban en el segundo piso. Había mucha gente. Grandes admiradores del pintor dejaron lo que estaban haciendo, en esa lejana tarde de un siglo que ya se fue y nunca volverá, para ir a deleitarse con su arte colorido y singular. ¿Qué te puedo decir? Fue una fiesta. Una fiesta para los ojos, para el alma, para el corazón. Primero vimos sus dibujos. Y más adelante sus pinturas. ¡Algunas eran enormes! ¡Bellísimas! Llenas de gracia, de colores intensos, de profundos deseos hechos realidad, de maravillosos personajes flotando en las más bellas fantasías del pintor. Sí, María José, esa tarde fue una fiesta. Regresé a casa feliz y satisfecho. Ahora pienso que me gustaría mucho volver a vivir esos momentos del pasado. Esas dulzuras al atardecer, esas caricias para el corazón, ese día en el museo que recuerdo con tanto cariño, con tanta nostalgia, con tanta admiración.


¡Que sigas bien!

Posdata: Me gustó que Google se vistiera de Chagall.

Posdata: Recuerdo que los nazis llamaron «arte degenerado» a las pinturas de este maestro.

7 de julio de 2008 22:32

la morada dijo...

Me encantó este post! Acabas de sacarme de la ignorancia!

Tuanix!

7 de julio de 2008 23:58

María José dijo...

María:
Me alegro que mi blog haya servido para dar a conocer a este pintor que a pesar de ser unos de los mejores en esta técnica, sigue siendo un gran desconocido.
Tu comentario ha sido una inyección de autoestima, vaya !!! al menos el blog vale para algo y merece la pena !!! Ya sabes a qué me refiero.

Besos playeros !!!!

Carlos Alberto:
Me he llevado una sorpresa enorme encontrarme que este post ha supuesto tanta nostalgia para tí y que lo has incluído en tu blog.
Muchas gracias por poner mi nombre, es un honor para mí.

Has tenido mucha suerte teniendo la oportunidad de contemplar una exposición de este magnífico pintor. No me extraña que te evoque esos maravillosos recuerdos.

Ojalá alguna vez yo pudiera visitar alguna de sus exposiciones. Ahora está en El Salvador pero me pilla un poco lejos.

Un saludo desde una playa andaluza (España)

La Morada: Gracias por visitar mi blog y por tus sinceras palabras.
Comentarios como este son los que hacen que el tiempo que le dedico a este blog haya merecido la pena.

Un saludo desde Andalucía (España)

8 de julio de 2008 0:56

carlos alberto arellano dijo...

María José:

Gracias por la visita. Ahora me doy cuenta que (entusiasmado por el recuerdo) olvidé agregar que también has puesto información sobre la vida y obra del pintor. Voy a corregir ese olvido.

¿Te diste cuenta que puse dos enlaces a tu blog? Acabo de corregir eso. Creo que los visitantes no se dan cuenta. Así que puse:

Enlace: El Blog de Bacares
Enlace: Marc Chagall.

Ahora estoy haciendo eso. Visito un blog, leo, dejo un comentario, y, si considero que es un buen comentario, lo publico en mi blog y agrego los enlaces.

No tengo muchos visitantes... Pero, si hay suerte, tal vez venga uno o dos. ¡Jajaja!

¡Saludos!

8 de julio de 2008 1:12

María José dijo...

Carlos Alberto:
No tiene importancia lo de los enlaces, ni tampoco que no hayas descrito la información que yo aporto en mi entrada, no es necesaria. Eso da igual, lo importante es el sentimiento que te he hecho despertar así como el que sientas la necesidad de rememorar ese momento.
Si has puesto dos enlaces,¡Vaya! las visitas me vendrán a pares, je je .
No tendrás queja de las visitas que tienes, más de 9.000. Yo sí que tengo una miseria de visitas.
Espero que este blog siga abierto tanto tiempo como para llegar a tener ese número que tú tienes de visitantes, y de 79 países. Es un lujo.

Un saludo y hasta pronto.

8 de julio de 2008 1:44

gregorio toribio álvarez dijo...

¡¡¡Ya estoy aquí!!! Para que veas que no te abandonamos, una visitita haciendo un break en las holidays.

8 de julio de 2008 14:36

María José dijo...

Grego: Así me gusta, el patter no puede abandonar a su filius.

Ahora a continuar las holidays.

Besos.

8 de julio de 2008 21:05

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share
Related Posts with Thumbnails